Cargando...

Jueves, 19 de Octubre de 2017

Hiperia y creatividad

El apasionante tema de las imbricaciones entre creatividad y enfermedad mental es tan antiguo como la propia historia de Occidente. Ya Aristóteles, hace más de dos mil quinientos años, se planteaba esta enigmática relación, en su famoso problema XXX, en los siguientes términos:

“¿Por qué razón todos aquellos que han sido hombres de excepción, bien en lo que respecta a la filosofía, o bien a la ciencia del estado, la poesía o las artes, resultan ser claramente melancólicos, y algunos hasta el punto de hallarse atrapados por las enfermedades provocadas por la bilis negra?” (Aristóteles. El hombre de genio y la melancolía. Barcelona: Quaderns Crema, 1996).

Nuevapsiquiatría ha dado su propia respuesta tentativa a este enigma mediante la elaboración de la hipótesis de la hiperia. Conforme a la misma, las vivencias extraordinarias que aparecen en nuestra mente en determinados y concretos estados de conciencia no serían debidas a enfermedad melancólica, ni a ningún otro estado psicopatológico, sino a una función cognitiva de nuestro cerebro que nos procura experiencias intuitivas, clarividentes y telepáticas.

Este novedoso planteamiento ha quedado bien resumido en una publicación que hicimos en el años 2001 y que se titulaba “Neuronal hypersynchronization, creativity and endogenous psychoses” (Med Hypotheses. 2001;56:672-85).

Lo que sorprende, y es ahí donde queremos centrar ahora la atención del lector, es que esta atrevida —incluso provocativa— hipótesis está siendo replicada por un cada vez más abundante número de investigaciones científicas que apuntan precisamente hacia esa dirección: la imbricación y/o superposición entre creatividad y fenómenos psíquicos “psicopatológicos”.

Así, en una monografía titulada “Creativity”, y publicada en 2010 por Silva y Kaufmman en la editorial Cambridge University Press, sostienen que “algunos campos de la creatividad se encuentran asociados con determinadas formas de psicopatología”.

A su vez Kyaga, Lichtennstein, Boman et al., en un artículo publicado al año siguiente (Br J Psychiatry. 2011;199:373-9) afirman que “los pacientes con esquizofrenia y trastorno bipolar, así como sus familiares, se encuentran sobrerrepresentados en ocupaciones creativas”.

Por su parte R. A Power, S. Steinberg, G. Bjornsdottir et alt., en un muy reciente artículo publicado en Nature Neuroscience, concluyen que creatividad y psicosis comparten las mismas raíces genéticas (Nature Neuroscience 2015;18: 953–955).

Siempre habíamos pensado que, caso de que la hipótesis de la hiperia llegase a ser aceptada algún día por la comunidad científica, habría que aguardar para ello más de dos mil años, tal y como ocurrió por ejemplo con la hipótesis del heliocentrismo de Aristarco. Pero a la vista de esta abundancia de nuevos estudios en busca de las interrelaciones entre creatividad y “psicopatología” quizá… ¡baste un milenio para que la verdad se haga patente por sí misma!

INTRODUCCIÓN
INCONSISTENCIAS PSIQUIÁTRICAS
PSIQUIATRÍA Y EPILEPSIA
AUTOMATISMOS MENTALES Y PSIQUIATRÍA
HIPERIA
HIPERIA Y CREATIVIDAD
HIPERIA Y DROGAS
CONSECUENCIAS DE LA HIPERIA

To Top

POST RELACIONADOS

Escribir un comentario