Asociación Nueva Psiquiatría · Por un nuevo modelo en el sistema de salud mental

ASOCIACIÓN NUEVA PSIQUIATRÍA

¿QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA LA ASOCIACIÓN NUEVAPSIQUIATRÍA?

En reunión celebrada en Zaragoza los días 19 y 20 del mes de noviembre de 2016, los miembros de la nueva Junta Directiva Provisional de NUEVAPSIQUIATRÍA —Amaya Cabezón Cid, Antonia Blanco Alonso, Asier Blanco Gómez, Francisco Javier Álvarez Rodríguez, Eugenia Herrera García y Pere Montaña Altés — han elaborado y decidido publicar en la web de la asociación (www.nuevapsiquiatria.es) y en la página de NUEVAPSIQUIATRÍA en Facebook (www.facebook.com/nuevapsiquiatria) el siguiente texto programático:

NUEVAPSIQUIATRÍA es una asociación inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior del Estado Español como entidad sin ánimo de lucro.

Su finalidad principal es promover todo tipo de medidas encaminadas a conseguir un cambio y mejora del actual sistema de atención psiquiátrica.

Es una asociación aconfesional y apartidista, se fundamenta en el espíritu de voluntariado y ninguno de sus miembros percibirá remuneración alguna por los trabajos desempeñados.

En cuanto a su financiación, la Asociación NUEVAPSIQUIATRÍA renuncia a las subvenciones y sus ingresos provendrán exclusivamente de las cuotas de los asociados y de los donativos solidarios de las personas sensibles y preocupadas por la grave problemática que genera la psiquiatría actualmente vigente.

El fracaso del actual modelo psiquiátrico, basado fundamentalmente en el uso de los Manuales Internacionales de Clasificación y Diagnóstico  DSM-5 y CIE-10, es ampliamente reconocido por instituciones sanitarias de prestigio internacional de la talla del National Institute of Mental Health (NIMH) que desde hace años viene alertando acerca del notable e injustificado aumento de diagnósticos psiquiátricos a nivel mundial y muy especialmente en los países occidentales. De hecho se ha llegado a una situación absurda e incomprensible: una de cada dos personas en USA será diagnosticada y tratada un trastorno psiquiátrico a lo largo de la vida, y una de cada cuatro lo será de dos trastornos psiquiátricos, porcentajes que se están alcanzando igualmente en otros países desarrollados.

Si a este dato añadimos que el sistema diagnóstico categorial propuesto por esos manuales se basa primordialmente en la simple presencia en un momento dado de determinados manifestaciones psíquicas, otra indeseable consecuencia de este modelo es la creciente comorbilidad diagnóstica que se está produciendo en psiquiatría, es decir, el hecho de que un mismo paciente va a ir recibiendo diferentes diagnósticos psiquiátricos a lo largo de su vida en función de cuáles sean las manifestaciones que presenta en cada diferente entrevista de evaluación.

La situación es tan alarmante que el NIMH ha decidido suspender todo tipo de ayuda a investigaciones basadas en los diagnósticos DSM.

Pues bien, dentro de este marco general de cambio psiquiátrico la Asociación NUEVAPSIQUIATRÍA centra sus esfuerzos en el grupo de población que más intensamente está sufriendo los perjudiciales efectos del inadecuado modelo psiquiátrico actual, a saber, las personas diagnosticadas de trastornos psiquiátricos que son considerados crónicos y de duración indefinida y que, conforme al susodicho modelo, van a recibir tratamientos con fármacos que producen potentes efectos indeseables durante toda su vida. Nos estamos refiriendo muy especialmente a esas personas diagnosticadas de esquizofrenia, una hipotética enfermedad propuesta por el psiquiatra suizo Eugen Bleuler en el año 1912. Dicho diagnóstico, que no ha sido verificado con ningún test o prueba biológico-medica pese a la multitud de investigaciones realizadas a tal efecto, es generador de tal carga estigmatizante que, por ejemplo, en Japón, Corea del Sur, Singapur y Taiwan han decidido cambiarle el nombre en un intento de disminuir el rechazo, el aislamiento y la completa anulación social que este término provoca en los sujetos así diagnosticados. En efecto, los individuos portadores de este diagnóstico, que suelen ser personas que se encuentran en su primera juventud,  son considerados por todo el mundo —profesionales de la sanidad incluidos—  como “locos peligrosos” que en cualquier momento pueden cometer un acto impredecible y gravemente peligroso. Por tanto, una gran mayoría de las personas así etiquetadas se convierten en poco tiempo en jóvenes estigmatizados, anulados y rechazados completamente por su entorno social y, además, sometidos a un tratamiento farmacológico que anula en gran medida su voluntad y su capacidad de decisión, sumiéndolos en una intensa abulia.

Así pues, NUEVAPSIQUIATRÍA centra gran parte de su trabajo y esfuerzos en recuperar personas que han quedado cronificadas y anuladas de por vida por un diagnóstico, más o menos inconsistente y/o más o menos injustificado, de esquizofrenia. Conforme a los metaanálisis más recientes llevados a cabo al respecto, que indican que la  prevalencia de esta enfermedad es del 1,7% de la población, sólo en España se calcula que hay unas 800.000 personas “atrapadas” de por vida en esta situación, gran parte de las cuales son seguramente recuperables.

Lo hasta aquí dicho sobre la esquizofrenia es igualmente válido para las personas diagnosticadas de trastorno bipolar y de trastorno límite de la personalidad, si bien los estragos que generan estos dos diagnóstico no parecen tan catastróficos como los descritos para la esquizofrenia. En este sentido NUEVAPSIQUIATRÍA está abierta a la atención de estos diagnósticos también, así como de todos aquellos que conlleven una cronificación innecesaria de las personas portadoras de los mismos.

Para participar en NUEVAPSIQUIATRÍA  basta con hacerse socio de dicha Asociación.

Los principales instrumentos operativos de los que se sirve NUEVAPSIQUIATRÍA para alcanzar la finalidad que se propone la Asociación son los siguientes:

1º Difusión

2º Puesta en marcha de Grupos Abiertos Terapéuticos

La Asociación NUEVAPSIQUIATRÍA viene realizando diferentes actividades de difusión para dar a conocer el proyecto. En primer lugar,  hemos puesto en marcha una página en Facebook (https://www.facebook.com/nuevapsiquiatria/?ref=hl) la cual tiene ya más de 9.100 seguidores y cuyas publicaciones alcanzan un promedio de 7.000-8.000 visitas, llegando en alguna ocasión hasta 42.000 visitas como ocurrió con la publicación hecha el 28 de diciembre de 2015 relativa a la decisión por parte del National Institute of Mental Health de USA de no seguir apoyando económicamente investigaciones psiquiátricas basadas en diagnósticos hechos según los criterios del Mental Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5) de la American Psychiatrric Asociation,  por considerar dicho Manual de escasa validez clínica y científica.

Más recientemente se ha creado la página web oficial de la Asociación: www.nuevapsiquiatria.es

En tercer lugar, hemos dado a conocer este proyecto mediante conferencias, mesas redondas y  trabajos audiovisuales, los cuales han obtenido igualmente una amplia aceptación por parte del público. En este sentido merece la pena destacar las siguientes realizaciones:

Este cuantioso número de seguidores y audiencia da una idea de la insatisfacción existente con respecto a la insuficiencia del actual modelo de asistencia psiquiátrica, así como de la acuciante demanda de soluciones por parte de los ciudadanos que están sufriendo estas deficiencias.

La herramienta de trabajo fundamental de NUEVAPSIQUIATRÍA son los grupos terapéuticos, los cuales hemos denominado en atención a sus características definidoras Grupos Abiertos Terapéuticos (GATs).

Ver la información completa sobre los GATs