Asociación Nueva Psiquiatría · Por un nuevo modelo en el sistema de salud mental

Ingreso Involuntario

La ley que regula los ingresos psiquiátricos involutarios es inconstitucional

Lee y Firma la petición de Change.org

Cuando publicamos hace cuatro días esta noticia en esta web, algunas personas mostraron su extrañeza ante el hecho de que una información de tal calado no hubiese sido dada a conocer con anterioridad. Alguno incluso mostraba su incredulidad afirmando: “Es incongruente que siendo inconstitucional, por lo visto desde hace años, se sigan haciendo a diario ingresos forzosos… ¿podrían arrojar un poco más de luz sobre este tema?”.

Nosotros no somos expertos en leyes pero las sentencias del Tribunal Constitucional al respecto son de una claridad meridiana. No vamos a publicar aquí esos textos legislativos completos, cansando al lector con largos y tediosos párrafos de lenguaje jurídico. Cualquiera que lo desee puede acceder a esas sentencias con tan sólo hacer la búsqueda adecuada.

Pero para que a nadie le quede ningún género de duda acerca de la veracidad de lo que afirmamos, a continuación transcribimos literalmente un párrafo de la Sentencia del Tribunal Constitucional 141/2012, de 2 de julio de 2012:

“De ahí que hayamos declarado la inconstitucionalidad, por ausencia del debido rango legal orgánico, de los concretos apartados de la norma en vigor que determinan la decisión del internamiento: así, respecto del ya citado art. 211 del Código civil (STC 131/2010, de 2 de diciembre, FJ 6 y fallo); y en cuanto al art. 763.1 de la Ley 1/2000, de enjuiciamiento civil —que derogó al anterior— (STC 132/2010, de 2 de diciembre, FJ 3). En ambos casos, no obstante, optamos por un pronunciamiento de inconstitucionalidad sin nulidad de las disposiciones, al no haberse cuestionado su contenido material y atendiendo al vacío no deseable que de otro modo se hubiera creado dentro del ordenamiento. Instamos entonces al legislador a que “a la mayor brevedad posible, proceda a regular la medida de internamiento no voluntario por razón de trastorno psíquico mediante ley orgánica” (STC 132/2010, FJ 3), sin que a día de hoy este requerimiento haya sido todavía atendido, por lo que procede reiterarlo.”

Este texto no deja lugar a dudas: el Tribunal Constitucional, ya en la Sentencia 132/2010 de 2 Dic. 2010, declaró inconstitucional el artículo 763.1 de la ley 1/2000 de enjuiciamiento civil, que es el que regula el internamiento psiquiátrico involuntario e instó al legislador a que “a la mayor brevedad posible, proceda a regular la medida de internamiento no voluntario por razón de trastorno psíquico mediante ley orgánica”.
El Tribunal Constitucional vuelve a reiterarse ahora, STC 141/2012, en los mismos términos. Han pasado ya seis años pero el legislador todavía no se ha dado por enterado, y a diario seguimos privando de su libertad a presuntos incapaces sin que exista para ello la normativa adecuada que exige la Constitución Española.

Si esta vez te ha quedado claro y ya no tienes dudas acerca del pronunciamiento reiterado de de inconstitucionalidad que sobre esta materia ha hecho el Tribunal Constitucional, te pedimos que firmes la siguiente petición dirigida al legislador para que a la mayor brevedad atienda al requerimiento que repetidamente le viene haciendo dicho Tribunal.

Lee y Firma la petición de Change.org

Este artículo tiene 3 comentarios

  1. He leido el artículo con atención. Es muy interesante.
    Quizás como jurista, echo de menos un análisis más concreto de los derechos que entran en conflicto en la ficción jurídica que es la inimputabilidad de personas con trastornos mentales.
    Entre otras cosas porque ni la doctrina ni la jurisprudencia, y mucho menos la ley, entran a valorar la situación de desamparo real y de indefensión que sufre la persona sobre la que recae el juicio de inimputabilidad por trastorno ni como esta ficción nace de las gemelas del 32 -la ley de vagos y maleantes y la ley de internamientos psiquiátricos de la II República-, no para dar garantías y protección al incapaz sino todo lo contrario.
    A nadie se le debe escapar que el imputado está sujeto a una serie de garantías procesales y sustantivas que el inimputable por trastorno carece. Una vez que se desata el juicio inimputabilidad, el acusado cae en manos de la arbitrariedad en tratamientos e internamientos involuntarios sin la más minima posibilidad de defensa ya que existe un total vacío en nuestra legislación.
    Sería un tema para debatir extensamente, pero quiero aclarar que mi comentario no es un acrítica a lo escrito sino una llamada de atención a cuestiones de importante profundidad jurídica ya que la inimputabilidad por trastorno no es un aprotección ni una garantía sino todo lo contrario.
    El enfermo mental precisa en la esfera de la jurisdicción penal, al menos tantas garantías de defensa, de recurso y de beneficios como cualquier otra persona imputable y la ulterior condena, debe regirse por los mismos procedimeintos de ejecución, control y revisión que cualquier otra independientemente de que esta se realice a través de un centro especializado.
    ¿Por qué el imputable, puede beneficiarse de asistencia letrada y un proceso con garantías de contradicción, medidas de reinserción, rehabilitación, suspensión y sustitución de penas, así como reducción del grado, mientras que el inimputable parace estar destinado de por vida a un tratamiento o un internamiento involuntario de por vida?

    Gracias

  2. Hola, quería exponer mi caso.
    A finales de 2014 después de visitar al traumatologo en un centro hospitalario en Mallorca, me llevaron a una sala donde no sabia que estaba haciendo allí.
    De repente apareció personal de seguridad y varios psiquiatras que querían entrevistarme.
    Allí ya me di cuenta que la historia pintaba mal y así fue.
    Después de 10/15 minutos de entrevista, me llevaron a una sala anexa, donde vi una camilla con cintas para atar a pacientes.
    Viendo todo esto, lógicamente estaba molesto con la situación, pero no use ni violencia física ni verbal.
    Aún así me inyectaron un potente sedante que no solicité, donde me dijeron que era obligatorio por ley.
    Después me comentaron que por orden judicial debía permanecer ingresado y me resigné, pero sí quería hablar con un juez para que me explicase la situación.
    Al día siguiente ya de día, seguía tan sedado en la cama que escuché la voz de una persona diciendo:”Rafael ha venido la juez y fiscal a verte”
    Por desgracia no pude levantarme de la cama por aquella inyección que me dejó físicamente inmóvil.
    Cuando al cabo de las horas pude levantarme, pregunté y me comentaron que la juez y fiscal se habían ido (no volvieron nunca)
    Pasé ingresado de forma involuntaria 14 días, con tratamiento farmacológico y diagnóstico psiquiátrico,a la salida.
    Si un delincuente solo puede estar 72 horas detenido, por ley, porque yo sin serlo me pueden encerrar 14 días?
    Es legal que no me viera ningún juez, en todo ese tiempo que estuve ingresado?
    Desconozco si es anticonstitucional pero si sé que es una violación a los derechos de personas que no han cometido delito alguno.
    Por lo visto tienen mas derechos legales los delincuentes que los “enfermos mentales”
    Entrecomillo porque al menos mi diagnóstico esta basado en mi comportamiento y entrevistas individuales, dicho de otra manera… Ningún test científico fiable a demostrado que mi trastorno sea el diagnosticado.
    Aunque sé que esto, es un tema aparte.
    Si alguien entiende de leyes y quiere informar dejo mi mail.
    gutman44gmail.com
    Un saludo.

    1. Hola, Rafa,
      La Asociación está creciendo y confiamos en tener pronto un soporte legal para atender casos como el tuyo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *