Cargando...

Sabado, 16 de Noviembre de 2019

Éxtasis sin fe

Javier Álvarez:
Licenciado en Medicina y Cirugía en 1973 y Especialista en Psiquiatría en 1976, es además Doctor en Medicina por la Universidad de Murcia y Doctor en Filología Española por la Universidad de León.

Ha desarrollado toda su vida profesional en el Complejo Asistencial Universitario de León, durante treinta nueve años, atendiendo pacientes como psiquiatra clínico.  Los últimos ocho años compatibilizó esa tarea con la de gestión y dirección como Jefe del Servicio de Psiquiatría del citado Hospital.

Ha publicado varios libros y numerosas investigaciones, todas ellas en torno a determinados automatismos psíquicos que hasta el presente vienen siendo interpretados como patológicos y que él considera expresión de una función cognitiva de nuestro cerebro, a la que denomina hiperia, que nos da acceso a intuiciones clarividentes y telepáticas.

Ha mantenido siempre una postura muy autocrítica en el ejercicio de su profesión cuestionándose y siendo consciente de los graves perjuicios que el actual modelo biomédico de la psiquiatría ocasiona en los usuarios de la misma.

Actualmente es presidente de la Asociación “NuevaPsiquiatría”.

Éxtasis sin fe:
Es probable que usted haya experimentado alguna vez los fenómenos psíquicos extraordinarios que aquí se describen y que hasta hoy han venido siendo etiquetados como enfermedad. En el presente libro tales experiencias se interpretan como una evolucionada forma de conocimiento de la realidad.

Este trabajo es el resultado de la adaptación de una tesis doctoral que, con el título Mística y Epilepsia, fue defendida por el autor en la Facultad de Medicina de Murcia. En él se analizan las visiones, éxtasis y demás experiencias asombrosas que experimentan los místicos, y se comparan con las vivencias psíquicas similares que acontecen durante las descargas epilépticas parciales. El parecido resulta tan sorprendente que, en una primera interpretación, se equiparan ambos procesos.

Insatisfecho con esta explicación, fenomenología mística como epilepsia, el autor se plantea una segunda hipótesis: estas manifestaciones psíquicas extraordinarias deberían ser concebidas como la expresión de una función cognitiva nueva, a la que propone llamar hiperia.

Aunque todos la poseemos en cierto grado, sin embargo esta capacidad hipérica se encuentra especialmente desarrollada entre los místicos, los artistas y los enfermos mentales. Esto es lo que permite explicar que dichas experiencias extraordinarias sean más frecuentes en los citados grupos de población, si bien cualquiera puede haberlas experimentado en alguna ocasión. Así, son vivencias de este tipo los súbitos accesos de llanto dulce, o de nostalgia inefable, que irrumpen en nuestra conciencia de forma pasiva y automática mientras oímos una determinada melodía, o al contemplar una puesta de sol, o tras un ejercicio físico prolongado… .

Tras revisar con detalle estos fenómenos psíquicos en la obra de diferentes místicos y artistas, se abordan luego las distintas técnicas que desde la más remota antigüedad ha venido usando el hombre para despertar el funcionamiento hipérico del cerebro, a saber: la meditación, el empleo de la música y de determinados tipos de luz, la ingesta de drogas, etc.

Extasis Sin Fe

To Top

POST RELACIONADOS

3 comentarios
  1. Muchísima gente tiene experiencias de este tipo pero no se atreven a manifestárselo a nadie porque tienen miedo de que les ingresen en un psiquiátrico.
    Cuando el diagnóstico cambie y sea más razonable empeZaran a salir todos los hipericos que están ocultos y silenciosos porque la sociedad no puede aceptar que todo el mundo no es igual ni todas las mentes son iguales

  2. Acabo regresar de un encuentro grupal de Nueva Psiquiatría, promovido por Asomasamen en Puerto del Rosario, Fuerteventura, Canarias.
    Me encuentro más aliviada, y entusiasmada con las experiencias escuchadas y compartidas entre todos los participantes en la sede de la asociación, hasta el pequeño ruido rítmico del teclado en el móvil mientras escribo estas palabras me parece “celestial” como una sinfonía que acompaña mis pensamientos.
    Es importante interactuar, es terapéutico, nos libera de tantas ataduras mentales que a veces se transforman en torturas, espero que seguiremos adelante, y que nos constituiremos como grupo de Nueva psiquiatría para el bien de todos.
    Desde siempre “escucho voces”, que en una pasada temporada de hiperia por drogas consiguieron un horrible estado de ánimo, peligroso por su atracción hacia el suicidio, pero las otras voces, sutiles, que me fascinaban desde niña tienen otro matiz son suaves, delicadas, como puede ser para quien cree y la escucha, la voz de la Virgen María ella nos habla, pero lo hace espiritualmente. Esta es mi vivencia mística.
    Deseo profundizar en este sentido, leyendo cuando el tiempo lo permita los dos libros que he descargado sobre la depresión y mística y la epilepsia y la mística.
    Gracias por esta generosa oferta y hasta el proximo encuentro que será el día 7 de agosto a la seis en la sede de la asociación majorera por la salud mental Asomasamen.

    1. Hola, Claudia:
      La Asociación NUEVAPSIQUIATRÍA no tiene por el momento ningún grupo constituido en Canarias, así que cuando usted escribe “Acabo de regresar de un encuentro grupal de Nueva Psiquiatría”, lo correcto sería decir “Acabo de regresar de un encuentro grupal sobre Nueva Psiquiatría”.
      Hecha esta puntualización, deseo agradecer Su interés por nuestra Asociación y ojalá que pronto sea una realidad su afirmación: “espero que seguiremos adelante, y que nos constituiremos como grupo de Nueva psiquiatría para el bien de todos”.
      A diferencia de las Asociación ASOSAMEN y de todas las demás asociaciones que son miembros de la Confederación Salud Mental España, la Asociación NUEVAPSIQUIATRÍA ha renunciado de forma expresa en sus estatutos a todo tipo de subvenciones, tanto públicas como privadas y nos financiamos exclusivamente con la cuota de los socios: 5 euros por mes.
      Esta precariedad económica la hemos elegido de forma consciente, ya que nuestra misión no es ser un complemento más del sistema psiquiátrico actualmente vigente, para lo que se requieren medios económicos, sino que nuestra finalidad primordial es promover un cambio de modelo psiquiátrico por considerar que el actual conlleva graves perjuicios para todos los protagonistas del mismo: usuarios, familiares y profesionales.
      Así pues, nuestra herramienta fundamental de trabajo son los Grupos Abiertos Terapéuticos o GATs, en los que los socios, ya sean usuarios o familiares o profesionales, se reúnen con carácter semanal y durante años para compartir cada uno sus propias experiencias, concepciones, conflictos, sufrimientos, etc. en relación a su problema psiquiátrico. Mediante este diálogo completamente abierto, sincero, horizontal y empático, los asistentes van siendo capaces de adquirir una nueva visión y un nuevo enfoque y nuevo modo de afrontar su problema psiquiátrico.
      Nuestro método puede parecer utópico y de hecho nuestro crecimiento es lento y penoso pues para llevar a cabo el trabajo antes descrito en el GAT se requiere de personas fuerte y largamente motivadas, las cuales como era de esperar van llegando a cuentagotas. No obstante persistimos en él pues la experiencia histórica nos dice que todas las mejoras o progresos de las minorías marginadas han venido siempre de las mano de esa lucha continuada de sus protagonistas.
      Hechas estas aclaraciones, si algún día usted y dos personas más están dispuestas a asumir este modo de trabajo, les invitamos a que se pongan en contacto con la Coordinadora General de GATs, cuya dirección de correo electrónico es leon@nuevapsiquiatria.es y ella les informará cómo han de proceder para poner en marcha un GAT en Canarias.
      Una vez más gracias por su comentario y por su atención.

Escribir un comentario