Cargando...

Domingo, 03 de Julio de 2022

Cuestionario -Testimonios de personas que han sufrido un ingreso psiquiátrico involuntario

La ley que regula el ingreso psiquiátrico no voluntario en España, además de inconstitucional, es vergonzante y miserable.

Hay muchas maneras de trabajar por el cambio del actual modelo psiquiátrico en España. El testimonio de las personas que han sufrido un ingreso forzoso es una de ellas. Incluso puede ser determinante para que se derogue esta ley y se sustituya por otra más aceptable, consiguiendo de ese modo que otras personas no tengan que pasar por lo que ellos pasaron.

Así pues, antes de detallar esa legislación y de hacer el análisis de la misma, sería muy interesante conocer la opinión de esas personas porque, además, es a partir de la información que ellos nos proporcionen como de verdad podremos comprender la desvergüenza que encierra esta ley.

Por ello pedimos desde aquí a cuantos hayan sufrido un ingreso psiquiátrico involuntario que se animen a contarnos su experiencia, haciendo constar —si lo recuerdan— los siguientes datos:

1º ¿El ingreso tuvo carácter normal o urgente? Es decir, ¿primero ratificó el juez el ingreso y luego fue usted ingresado o, por el contrario, usted fue ingresado y luego se avisó al juez?

2º ¿Opuso usted resistencia al ingreso hasta el punto de que fue necesario recabar la intervención de la policía u otras fuerzas de seguridad? ¿Cómo se sintió tratado por dichas fuerzas de seguridad?

3º ¿Fue necesario usar sujeción mecánica? Es decir, ¿fue usted atado? Alguien le informó de cuál era la razón o finalidad de esa sujeción mecánica?

4º En el transcurso de los cuatro primeros días del ingreso, ¿en algún momento se le inyectó a usted medicación intramuscular? Si la respuesta es afirmativa, ¿alguien le informo de por qué y para qué se le ponían esas inyecciones?

5º Si no fue examinado por un juez antes del ingreso, ¿recuerda haber sido entrevistado por algún juez una vez ingresado? ¿Puede decirnos en qué consistió ese examen o entrevista? Más concretamente, ¿el juez se identificó como tal?, ¿le hizo algunas preguntas?, ¿le dio alguna explicación a usted de la decisión que iba a tomar con respecto a su ingreso?

6º ¿Se le entregó a usted el acta del juez en la que constaba por escrito el fallo de que autorizaba su ingreso involuntario?

7º ¿Alguna persona —el juez, el psiquiatra, la trabajadora social, una enfermera o otra cualquier persona— le informó a de que podía usted interponer un recurso de apelación contra esa decisión del juez autorizando su ingreso no voluntario? En este sentido, alguno de los profesionales antes citados le ayudó a contactar con su abogado o con un abogado de oficio? Y todavía dentro de este apartado, ¿en algún momento alguien le dijo que su petición de contactar con un abogado para recurrir contra ese ingreso involuntario era una prueba más de su trastorno psiquiátrico, el cual le impedía a usted darse cuenta de que era un enfermo mental y por eso se empeñaba en recurrir el fallo del juez?

8º Aparte de lo ya reseñado, ¿se sintió usted vejado o maltratado de alguna otra manera?

Si usted ha sido ingresado en alguna ocasión en una unidad psiquiátrica en contra de su voluntad y cree que debe colaborar en el cambio de modelo psiquiátrico, envíe su relato a: colaboraciones@nuevapsiquiatria.es

Desde allí lo publicaremos en esta página web.

To Top