Cargando...

Jueves, 11 de Agosto de 2022

Cuando nadie me ve

¿Quién suele ser nadie? Los padres, principalmente, pero también puede que sean nuestros amigos, nuestros familiares más cercanos. ¿Qué significa “no me ven”? A ver cómo lo explico… un padre o una madre, un amigo o familiar puede tener una preconcepción de quién eres que esté muy alejada de la realidad, a lo que la persona en cuestión responde con señales (gritos, quejas, conflictos, etc.), simplemente se está alertando de que la persona está ahí para ser vista. Te preguntarás que es lo que hay que ver o que tiene o necesita ser visto, pues muy fácil, te pongo un caso práctico. Si la persona se siente triste y su familiar o amigo responde de una forma que no está acorde a lo que está sintiendo la persona, esto demuestra una lejanía del sentir o falta de conexión, a lo que la persona indicada responde con una alarma para decir… ¿Qué no me ves? Las personas funcionamos por reflejos (familia, sociedad, etc.), esto significa que necesitamos vernos en los demás, en las personas con las que nos relacionamos para sentir que somos uno de ellos, que formamos parte de la familia, del grupo de amigos, del grupo de clase, del equipo del trabajo, etc. Fácilmente, cuando nos ocurre que no conectamos con alguno de estos grupos, por la razón que sea, inconscientemente nos aislamos de este grupo de personas y concebimos que no nos entienden, no nos comprenden, en definitiva, no nos ven. Y también es fácil que si nos ocurre con la familia acabemos pensando de forma inconsciente que todo el mundo es igual, lo que hace que nos desconectemos de muchas personas, amigos, gente que representa algo para nosotros en la sociedad. Al ser seres que precisamos de las relaciones esto nos crea un gran vacío en nuestro interior, en nuestro ser. Más ejemplos: Si le cuento a mi padre lo que me pasa y este no me hace sentir comprendido, lo intentaré con mi madre, y si esta no me comprende, el mismo reflejo familiar no hace pensar que nadie en el mundo nos va a comprender. Si intento explicarle algo a los amigos y nadie de ellos/as me comprende pensaré que estoy sólo y sentiré ese vacío. Si voy al médico, le explico lo que me pasa y este me da un diagnóstico erróneo o me hace sentir incomprendido, no me está diciendo sólo que el no sabe, sino que me está diciendo que la medicina del país o del mundo no sabe lo que me pasa. Si tengo 16 años y mis padres no me ven, creeré que cuando voy al instituto los profesores son como mis padres y tampoco me saben ver. Si voy al psiquiatra y este no me comprende, no solo me está diciendo que él no me comprende, le está diciendo a mi subconsciente que la psiquiatría no comprende mi historia, que no me ven o que no me saben ver. Esta historia se repite día tras día en millones de personas en el mundo. Gente que está desconectada de su propio sentir y, por tanto, se siente vacía y hace sentir vacía a la gente que le rodea o que simplemente el mundo concebido por estas personas es muy reducido y reducen el de las personas que tienen cerca, hijos, amigos, padres, abuelos… todo por no sentir y ofrecer empatía. Porque si a mi no me comprendieron yo aprendo a vivir desconectado y no se ver, aunque mire detenidamente, porque no se ve solo con los ojos, se ve con el sentir. Así que, las personas que padecen de no ser vistas por sus referentes sociales (familia, amigos) acaban pensando que nadie los ve y esto crea mucha crispación y vacío en su interior. Cosa que pagan con personas que no tienen nada que ver con sus referentes pero que extrapolan a todas sus relaciones y es así como crece un mundo interior de caos y de querer llamar la atención a toda costa. Las formas utilizadas para llamar la atención por las personas que no son vistas pueden variar, pero es fácil caer en el conflicto a la mínima de cambio. Si la persona tiene este comportamiento de saltar a la mínima con personas que no conoce lo que va a encontrar es una respuesta similar a la ofrecida a no ser que la persona que lo recibe no haga caso a sus palabras y se fije más en DE DONDE SALE ESE ENFADO. Es muy fácil que hasta que nos topemos con una persona que sienta lo que realmente queremos decir, el caos y la desnutrición social se agrave, por tanto, quizás nos estemos zambullendo en un pozo de difícil retroceso y no estemos siendo conscientes. Muchos niños y jóvenes sufren esto desde bien pequeños por diferentes situaciones familiares que les son difíciles de gestionar por no tener padres, familiares o amigos capaces de sostener sus historias o por no permitirse pagar un psicólogo o terapeuta que les brinde la oportunidad de expresar aquello que les atormenta. A esta causa yo siempre digo: ¡¡¡Conviértete en aquello que anhelas encontrar en este mundo!!! …es la forma más sana que conozco que hay para poner en paz el tormento cuando no eres visto por tus referentes. Ofrece en tus relaciones aquello que en tu vida no encuentras, de esta forma se cierra el círculo y podemos dar continuidad a nuestros sueños de un mundo mejor, empieza siempre por ti!
David Oliver

To Top

POST RELACIONADOS