Cargando...

Lunes, 10 de Diciembre de 2018

Pacientes psiquiátricos: medicar coaccionando

Artículo de Francisco Martínez Granados* y Emilio Pol Yanguas**

*Francisco Martínez Granados es Master en Neuropsicofarmacología y Toxicomanías por la Universidad Victor Segalen (Burdeos, Francia) y Educador en Salud en la Escuela Comunitaria en Salud “La Plaza” de Alicante.

**Emilio Pol Yanguas es Master en Medicina Humanitaria y Doctor en Medicina Experimental por la Universidad Miguel Hernández.

Ambos son licenciados en Farmacia y Especialistas en Farmacia del Sistema Nacional de Salud.

Es frecuente que muchas personas etiquetadas como “enfermo mental grave y persistente” reciban prescripciones de una amplia gama de fármacos, principalmente antipsicóticos. Muchos pacientes encuentran una ayuda en estos tratamientos, pero otros muchos encuentran que este beneficio es pequeño o ausente y a costa de muchos inconvenientes. Una gran parte del trabajo de los profesionales de salud mental consiste precisamente en convencer a los pacientes de lo contrario. Cuando el paciente se resiste a los argumentos del profesional, entonces los esfuerzos de estos se suelen dirigir a “obligar” al paciente a tomar la medicación, justificándose en la falta de “conciencia de enfermedad”. El psiquiatra se convierte en juez y parte. No es cierto que los enfermos mentales no tengan conciencia de tener un problema. La discrepancia suele estar en la naturaleza de la solución que le dan los profesionales.

Imagine por un momento que un medicamento que le produce efectos desagradables le es administrado a la fuerza o con coerción, sin su consentimiento, y durante todo un trimestre. Pero qué pensar si además los tratamientos son administrados a dosis superiores a las recomendadas, en mezclas no experimentadas y para indicaciones no autorizadas. ¿No es demasiada incertidumbre? ¿No entraría esto dentro de lo que se conoce como uso experimental? ¿Están los enfermos mentales sometidos a experimentación no controlada? ¿Consideraría esto una violación de derechos humanos básicos? Recientemente se ha comercializado un antipsicótico inyectable intramuscular para aplicación trimestral. Su eficacia dista de haber sido demostrada adecuadamente, dados los defectos de los ensayos clínicos que apoyan su comercialización.  Sobre él se ha hecho mucha propaganda -bordeando la ilegalidad- en forma de artículos de difusión científica en la prensa general. No olvidemos que en Europa no se permite la publicidad directa a los consumidores de medicamentos de prescripción.

La esperanza de vida de los enfermos mentales es de promedio unos veinte años menor que la población general. Aunque en los últimos decenios la esperanza de vida de la población, y también de los enfermos mentales ha aumentado, la diferencia entre ambos colectivos ha aumentado.  Los  efectos adversos de los medicamentos no parecen ajenos a este hecho. Los psicofármacos tienen consecuencias deletéreas en contra de la salud entendida como recurso fundamental para la vida. Sin estos recursos vitales, que los fármacos en ocasiones bloquean, es muy difícil que una persona pueda afrontar situaciones críticas y adversas y trascenderlas hacia la construcción de realidades psico-sociales más soportables y de bienestar.

Si los datos de eficacia de los medicamentos para la psicosis y otras esquizofrenias son deficientes, mucho más lo son los datos referentes a su seguridad y tolerabilidad. La investigación de los efectos lesivos es mucho más deficitaria. De manera sistemática son especialmente ignorados los efectos desagradables subjetivos. Pero en definitiva, ¿no se trata de mejorar la percepción subjetiva de bienestar?.

Pero esto no es todo: si el sujeto diagnosticado se rebela contra los que le quieren drogar contra su voluntad, lo que le espera es la contención mecánica, eufemismo de “atarle a la cama con correas”. Barbarie sobre barbarie, que cometen sobre él por no aceptar la droga que le dan esos mismos que le prohíben la droga que quiere. Así hasta doblegar al “rebelde”, pero la degradación humana no puede representar un objetivo terapéutico.
Mientras que hay recursos sin límites para este tipo de “terapias coercitivas”, de “contención” de las personas diagnosticadas de trastorno mental, se escatiman recursos para la “rehabilitación  y recuperación”,  se escatiman recursos para permitir que los diferentes vivan sus vidas, se prefiere anularlos antes que permitírselo.  Cuando se han creado recursos habitacionales para estos pacientes, se ha puesto a empresas de seguridad a gestionarlos. Parece que la prioridad no es la recuperación si no al contrario la custodia y separación del resto de la sociedad. Se les extirpa la posibilidad de formarse como sujetos de su propio destino, a través de camisas de fuerza moleculares.
Crecen las cifras de ganancias de los fabricantes de antipsicóticos y se reducen las ayudas sociales para estos mismos pacientes. El coste mensual en medicamentos de dudosa eficacia y de daño seguro que reciben estos pacientes alcanza fácilmente los 500 a 1.000 euros mensuales, mientras que las pensiones, si es que la reciben, no llegan a 500 euros en la mayoría de las ocasiones. ¿A qué razones obedece tan tremendo disparate?.  Probablemente tengamos la respuesta en la concepción del ser enfermo como “ente” generador de consumo, como instrumento para el beneficio del capital,  y no como “ente” cargado de la dignidad plena de la persona.

Fuente: www.actualidadhumanitaria.com

To Top

POST RELACIONADOS

11 comentarios
    1. Eso. ¿La Hay?. Coaccionan sí. ¿Pero hay alternativa?. Cuando eres una mero ente. Como dice. Un ente de sus malestares. No asumidos. Neuroticos. No la hay. Darle la razón. Y te va a dar neurolepticos como caramelos. Y el te quiero por la noche. Y a seguir. QUe digan ellos. ¿Hay alternativa a la coacción?.

  1. Bonito. Es un asco. Yo estoy coaccionado por una psiquiatra. Retirada de carnet de conducir. Con 30 años de experiencia los 15 puntos y ningun accidente. Y ella me dice que no es cosa suya. Ve en mi lo peor de lo peor. Estoy psicoanalizado, pase por el psicoanalisis. Y al ver que no estoy neurotico…no hay solución. La coacción de un jefe. De un policía. Psiquiatras. Hay que quitarles su potestad de dañar. Por un juicio. ¿QUien enjuicia al enjuiciador?,. Santo Tomas era un genio. Sus cinco vias. Pero su mundo es chato, el del psiquiatra. Neurotransmisores. No les da a la mayoría. Estan eu su propia neurosis. Asi no es. Salud.

  2. Goya que no es mi pintor favorito. Sus ojos en sus cuadros. Delatan su depresión. ¿Y que?. ¿Es que sería goya-pintor si no tuviera depresión?. Estan neuroticos estes. Si puedes, evitalos. Si tal si te ves en extremo. Uno. Pero de pago.

  3. Hola soy Carlos, estoy interesado en saber como puedo formar parte de este gran avancé, me gustaría saber si hay algún grupo por cádiz.Muchas gracias,un saludo a todos.

    1. Buenos días, Carlos.
      Ante todo gracias por su interés en Nuevapsiquiatría.
      El GAT más cercano a Cádiz es el de Jerez de la Frontera.
      Si usted desea más información sobre dicho GAT, incluido el contacto con la Coordinadora del mismo, por favor escriba un email a:
      info@nuevapsiquiatria.es
      Una vez recibido ese email, les pondremos mútuamente en contacto a usted y a la Coordinadora del GAT de Jerez a fin de que a partir de ese momento puedan coordinarse e intercambiar la información necesaria directamente entre ustedes dos.
      Un saludo cordial.

  4. La psiquiatria no es una ciencia ,sino mas bien es un gran laboratorio de doping para las emociones y sentimientos de gente que sufre por circunstancias de la vida,son insensibles son capaces de sacrificar vidas ,los vuelven psicoticos con sus drogas y luego diangnostican con lo que sienten,k valor y que sea legal es criminal,por favor sentir aunque duela no creais en esa panacea k dicen y k nos venden por dinero por llenar sus bolsillos por vidas humanas ,no existen pruebas solo etiquetan por lo que prejuician,lobotomia legal ,los neurologos deverian estar en contra ok,

  5. Atacan al higado ,los deja sin congnictividad hacia la vida,ataques de corazón a personas k núnca tuvieron ningún problema con su salud fisica, si deterioran su cuerpo, es porque enferman su mente con sus neurolepticos,sus anthisicoticos,con sus diacepinas ,con todo eso y coaccionando por una ayuda que les pertenece por ley,a niños inclusive ,donde està él derecho a elegir ,si por un ejemplo de un pasado te clasifican como no integrado sinó te medicas ????que sociedad vivimos??? Demasiadas muertes de personas innocentes por creer en su panacea que no cura, solo entretiene a los que prueban sus venenos en vulnerables seres que creen en esa ilusa mentira de estar enfermos mentales,solo es enseñar a encauzar sus vivencias dolorosas ,equibocaciones ,en fin denunciar esto es ayudar a que nuevas victimas cómo institutos que son pressas faciles pues dentro estan los k van con sus doctrinas por una vida mas facil ,dopando a jovenes para amedentrar sus mentes ,sus vidas son suyas y no dar el poder de envenenar a alguien k solo es rebelde ,al k llora,pensar buscar dentro vuestro ,no dopeis vuestra vida os robaran el alma ,os dejaran zombis de emociones ,ser valientes afrontat las dificultades con valor,y si buscais consuelo hay alternativas cambiar vuestro circulo ,alimentad vuestro cuerpo y vuestra autoestima ,aprender a querer a los demas si hay solitud,y tratar los nervios con deporte,con hiervas naturales,k no dañaran vuestro cuerpo y mente,

Escribir un comentario